Ruta Oviedo-Grao

Itinerario: Oviedo, Santiago de Pañiceres, Ermita del Carmen, Loriana, Puerma, Peñaflor, Grao, Oviedo.

Recorrido: 58 Km.

Duración: 4,5 horas (con paradas).

Desnivel acumulado: 850 m.

Ruteras: Mariví, Begoña, Mariajo, Noelia, Conchi y Charo.

 

Salimos de Oviedo para dirigirnos a la zona rural, siguiendo las señales del “Camino de Santiago”, por caminos fáciles de ciclar. Llegamos a Lloriana, donde está la Iglesia de San María y la fuente, con agua muy fresca. Una vez pasado el puente de Gallegos, ascendemos al Alto del Escampleru, para bajar a Valsera, donde paramos en su bonita Ermita de Fátima.

Atravesamos un tramo precioso con frondosa vegetación. Pasado Premoño, descendemos a la ribera del Rio Nalón por uno de los tramos más bonitos del recorrido.

 

Nos detenemos en Valduno, para ver sus termas romanas y la Iglesia de Santa Eulalia de Valduno.

Constantes subidas y bajadas nos llevan a Grao, donde decidimos visitar el Albergue de Peregrinos, precioso edificio restaurado y convertido en un lugar muy recomendable para descansar.

El regreso lo hacemos por carretera, para llegar de nuevo a Oviedo y dar por concluida nuestra salida de hoy, con visita a San Mateo incluida.

Jornada de bici fantástica, buena compañía y buen ambiente. No se puede pedir más.

Ruta Cuitu Negru

Itinerario: Parador de Pajares, Brañillín, Cuitu Negru, Viadangos de Arbás, Parador de Pajares.

Recorrido: 22 Km.

Duración: 3,5 horas (con paradas).

Desnivel acumulado: 1.000 m.

Ruteras: Rosa, Mariví, Mariajo,  Susi, Paz, Luz, Charo, Marco, Ángel y José.

Espectacular y dura ruta del más puro BTT la organizada por Una a Una, en las inmediaciones de la estación de esquí Valgrande – Pajares, en la frontera Astur-Leonesa.

Salimos del Parador de Pajares, por carretera, y nos desviamos a la derecha, a la estación de esquí, y sin casi tiempo para calentar nuestros músculos, empezamos la subida en principio tendida, pero poco a poco, las rampas del 20 al 25% se alternan durante más de 5 kilómetros con zonas “relajadas” donde las rampas bajan al 12-15%.

El día, de momento, es bastante frío, teniendo en cuenta las fechas en las que nos encontramos, pero, como todo esfuerzo merece la pena, llegamos a lo alto del Cuitu Negru (1862 m), donde la niebla nos impide observar el paisaje, pero felices por coronar tan mítica subida, considerada como una de las más duras de España.

Un pequeño respiro y emprendemos descenso por tramos técnicos, atravesando un hermosísimo bosque de alta montaña, para llegar a Viadangos de Arbás,  donde el perfil vuelve a ponerse serio y nos espera una dura subida a través de prados, donde nuestras ruedas se pegan al suelo,  aumentando la dificultad del trayecto, para llegar al collado de La Tercia.

Vistas maravillosas de Las Ubiñas y Las Tres Marías nos acompañan.

Terminamos la jornada de bici, de nuevo en el Parador, con un sol espléndido, pero con temperaturas todavía bajas.

Comida y regreso a casa con la sensación de haber realizado una ruta fantástica, con todos los ingredientes para disfrutar a tope de nuestro deporte favorito.

Ruta Clariniana

Itinerario: Playa del Arbeyal, Jove, La Campa, Aboño, Perlora, Candas, Prendes, La Friera, El Cantú,  El Riestru, Naves, La Cuesta, el Empalme, Jove, Playa.

Recorrido: 40 Km.

Duración: 4 horas (con paradas).

Desnivel acumulado subiendo: 740 m.

Ruteras: Mariajo, Marta, Susi, Ana Galán, Noelia, Ana, Isabel, Laura, Charo, Chema, Marco, Victor

Salimos de la Playa del Arbeyal dirección Jove, dejando el barrio de Pescadores a nuestra derecha, subimos un pequeño tramo de pista para llegar a la carretera de la Campa Torres. Para bajar a Aboño, nos dividimos en dos grupos, el grupo de iniciación lo hace por zona asfaltada y el grupo más avanzado lo hace por la pista trialera.

Una vez que cruzamos la zona industrial de Aboño,  encaramos la primera subida del día, por Talleres Alegría, con un desnivel que nos recuerda que en bici todo pica para arriba. Superada con éxito la primera tachuela de la ruta, y ya con unas maravillosas vistas de la costa, que nos acompañan durante todo el camino, descendemos hasta Xivares, para coger la pista trialera, que nos acerca a la urbanización del mismo nombre.

La marea baja, nos obsequia con unas espectaculares vistas de las playas, llegando a través de la Senda Norte, que nos lleva a Perlora. Rodeamos, siempre paralelos a la costa, la ciudad de vacaciones, que tristemente vemos sumida en un enorme abandono, con la vegetación invadida, y comentamos nuestros recuerdos de la infancia….

Llegamos a Candás por la carretera, para subir al faro de San Antonio y sacar la foto en la barca, pero sorprendentemente la barca ya no está…. en su lugar queda el soporte que la sujetaba y donde nos colocamos para continuar con la tradición y tener nuestro recuerdo del lugar.

El regreso lo hacemos por Prendes, tomando desvío a la izquierda, para subir la pista que se conoce como “las gateras”, seguir dirección Friera, para adentrarnos en la “Ruta Clariniana”.

Atravesamos los barrios de El Riestru, El Cantu y Pesgana, por sinuosos y estrechos caminos asfaltados con subidas y bajadas sin pendientes pronunciadas, en una zona muy tranquila del Concejo de Carreño. El itinerario nos permite contemplar casas y caserías bien cuidadas con hórreos y paneras de diferentes tamaños.

En el alto de El Cantu, podemos observar la Capilla del Angelín de la Guarda, una pequeña ermita que precede a la Iglesia parroquial de Santa María de Prendes, de reciente construcción, muy cerca del polígono industrial de Falmuria, antiguo bosque de la Voz, denominado por Clarín como “bosque de Carrió”.

A través de la carretera que nos lleva al Empalme, seguimos dirección Gijón, por  Jove y damos por finalizada nuestra ruta de iniciación de hoy que nos deja un agradable sabor de boca, no tanto por su dureza, como por su belleza.

Agradecer a todas las Una a Una y acompañantes el apoyo prestado que hacen posible estas iniciativas para apoyar y animar el deporte femenino.

Ruta de los «Güeyos del Junjumia»

Distancia: ± 15,5 Km

Tiempos: 8 h

Desnivel: + 1.150 m

Ruteras: Rosa, Paloma, Jorge, Charo, Begoña, Fermín, Mariajo, Ana, Samu, Emma, Marta, Carmen, Manolo, M.ª José y Marta.

Acceso: Desde Oviedo -Autovía A-8 Santander-Lieres-Cangas de Onís-Covadonga-Lagos de Covadonga-Pandecarmen.

Itinerario: Pandecarmen (942 m) – Camín de la Madera – Llanos del Burdio-Monte de los Cerezales-Vega los Corrales-Pasu el Escaleru (1.069 m)-Jaedo de Ciarda-Cdo. de Cabritales (1.095 m)- Astas de Ciarda-Vega Ciarda – Alto de Los Gurbiñales (1.497 m) – Majada de Junjumia (1.411 m) – Vega el Paré (1.420 m)-Senga Vegarredonda-Vega de Justillagar-Vega de la Vallisca-Valle de Redimuña-Canal de la Mostaya-Güeyus de la Teya-Vega el Espino- Puente Redimuña-Pandecarmen

  

Salida montañera por una de las zonas más recónditas del Macizo a pesar de estar próxima a los Lagos y que probablemente será restringida con el nuevo plan de gestión de Picos.

Recorrimos la Sierra de Gurbiñales, cordal situado a la derecha del camino de ascenso al refugio de Vegarredonda, delimitado por los ríos Pomperi, Junjumia y Pelabarda, partiendo de Pandecarmen por el precioso «Camín de la Madera» (construido entre los años 1957 y 1958 del siglo pasado para explotar la madera del Jaedo de Ciarda, sacándola en tablones transportados por caballerías).

Concretamente en un pequeño cantu, conocido como El Jortigalón se puede observar el profundo tajo por el que discurre el río Pomperi, además de ver enfrente la inmensa masa forestal del Bosque de Pome y su recorrido.

Posteriormente y después de atravesar el majestuoso Jaedo de Ciarda, alcanzamos el collao de Cabritales, con unas estupendas vistas sobre la mecedura de los ríos Pelabarda y Junjumia justo antes de verter sus aguas al Dobra, además de la Sierra de Amieva, Piedras Negras y los rebecos que nos observaban atentamente.

Continuamos nuestro recorrido ascendiendo hasta la abandonada vega de Ciarda para poco después y con una pequeña trepada elevarnos al Alto de los Gurbiñales, nuestra cumbre de hoy con unas vistas sobre las principales cumbres del Macizo Occidental que a más de una dejaron boquiabierta, destacando las Torres de Cebolleda y Torre de Stª  Mª de Enol y a su derecha la Torrezuela, el Requexón, Los Poyones, la Canal Vaquera, el Cotalba y el Mirador de Ordiales.

También veíamos gran parte del valle del Junjumia, que íbamos a recorrer y al fondo el Refugio de Vegarredonda.

Un poco de cresteo muy juguetón por la sierra y pequeños destrepes, para descender vertiginosamente por la canal de la Ingesta las Fuentes hacia el Junjumia,  para hacer parada de avituallamiento.

Después de una comida muy amena, incluso algún que otro remojón en el río, nos fuimos hacia los Güeyos del Junjumia, lugar de nacimiento de este mítico torrente, para luego ascender a través de la Vega de Junjumia, a la Vega el Paré, donde el grupo se dividió pues había gente que ya iba cansada, descendiendo por la ruta clásica de subida al refugio de Vegarredonda, puerta de entrada a las altas cumbres.

El resto nos lanzamos hacia la bonita vega de Justillagar a los pies del Cantu Limpó, para realizar el resto del recorrido, cambiando al valle de Redimuña por zona de pradería, para descender por la Canal de la Mostaya, ya por terreno calizo y con bastante vegetación, donde vimos  unos ejemplares de grandes Hayas (Las Jayonas), protegidas por unos cierres y así estudiar su evolución, enlazando poco después con el camino de Vegarredonda, en las proximidades del Puente Redimuña, donde aprovechamos para refrescarnos en una poza de agua cristalina e incluso algunas valientes, pegarse un chapuzón, para regresar de nuevo a Pandecarmen.

Impresionante el día, la ruta, la compañía y sobre todo nuestra guía, que diseñó un camino espectacular, que nos permitió observar  un paisaje que emociona por su belleza, por sus contrastes y por su situación en un entorno de ensueño.

Ruta «Camín de Careses»

Itinerario: Roces, Senda Verde, Ruedes, La Braña, Berrón, Pola Siero, El Rebollar, Camín de Careses, Samartino, Túnel Línea Trazada, Barbales, La Cerca de Riba, Gijón.

Recorrido: 64 Km.

Duración: 6 horas (con paradas).

Desnivel acumulado: 1212 m.

Ruteras: Mariajo, Marta, Begoña, Carmen, Susi, Ana y Charo.

Con un día espléndido, salimos de Gijón, por la Senda Verde dirección a Ruedes, para subir por la cantera, salir a la carretera en el Alto La Madera y dirigirnos al Berrón. Dejamos el campo de futbol a nuestra derecha y tomamos la senda para  llegar a Pola de Siero. En la zona de El Rebollar tomamos el Camín de Careses dirección Samartino, por bonitos senderos, en ocasiones, y por caminos rurales en otras, todos ciclables y divertidos. Preciosas vistas de la Sierra del Aramo se abren ante nuestros ojos, así como la Peña Careses, que da el nombre a nuestra ruta de hoy.

Las Una a Una decidimos dar un toque aventurero a nuestra ruta de hoy y cruzar por el túnel de Careses, de 1 km. de largo totalmente a oscuras. Este túnel forma parte del trazado inacabado de una vía ferroviaria, que actualmente se usa para la canalización de agua de Pola de Siero. Tiene a mitad de recorrido, un argayo, que nos obliga a portear nuestras bicis y lo más llamativo dentro de él, es la cantidad de murciélagos que sobrevuelan nuestras cabezas, sumando a la prueba de hoy, unos invitados con los que no contábamos. Nuestras risas dentro del túnel, seguro que los pusieron nerviosos…

Después de tan original experiencia, salimos dirección Barbales, por pistas, con continuas subidas y bajadas hacia La Cerca de Riba, para llegar a la falda del Picu del Sol y tomar la “bajada de los perros”, para salir de nuevo a la Senda Verde y regreso al punto de partida.

La ruta de hoy nos llevó por una zona poco explorada, divertida, con continuos sube-baja, bonitos paisajes, donde disfrutamos mucho de la bici y sobre todo de la compañía.

Las risas  y la complicidad estuvieron presentes en todo momento, convirtiendo la jornada del sábado en un día especial.

Una a Una agradece a nuestras socias el trabajo tan importante que realizan guiando las rutas y el tiempo que dedican en la preparación y estudio.

Felicitamos a todas las mamas, que con mucho esfuerzo, dedican tiempo para hacer deporte, consiguiendo grandes retos y un gran objetivo “educar con el ejemplo”.

Ruta «Ermita de Trobaniello»

Itinerario: Entrago, Quirós, Barzana, Ricabo, Buedia, Trobaniello, Puerto Ventana, Valle del Xiblu, La Focella, San Salvador, San Martín de Teverga, Entrago.

Recorrido: 68 Km.

Duración: 6 horas (con paradas).

Desnivel acumulado: 1400 m.

Ruteras: Mariajo, Marta, Noelia, Clara, Begoña, Carmen, Susi, Mariluz, Ana, Mariví, Charo, Juan, Victor, Marco, Ángel, Villanueva y Carlos.

Después de cumplir con nuestras obligaciones en las urnas,  partimos del aparcamiento de Entrago a las 10:30,  y avanzamos por la Senda del Oso en dirección a Quirós. Tramo que hacemos a velocidad rápida, para  realizar parada en Barzana para tomar café y tomar aliento para la subida que nos espera. Continuamos dirección Ricabo, siempre en suave pendiente, primero por pista asfaltada y luego por pistas ganaderas, sin dificultad técnica, pero con 11 kilómetros de subida sin descanso.

 

El sol, que agradecemos, pero que en esta parte de la ruta, en especial los últimos repechos, se confabula, para endurecer aún más el camino hacia la Ermita de Trobaniello, donde paramos a realizar un avituallamiento.

 

Retomamos las dos últimas subidas y llaneando llegamos a Puerto Ventana. Nuestras piernas agradecen la bajada hasta el desvío al Valle del Xiblu, pasando por el hermoso Hayedo de Montegrande,  para disfrutar de la pista trialera que nos lleva a La Focella, donde recordamos que “no hay salida de bici de montaña, si no te manchas de barro”.

Satisfechas después una jornada de bici intensa, regresamos al punto de partida, con la sensación de haber realizado una ruta completa y exigente, donde hubo momentos para sufrir pero también para reír. Todo esto, gracias al compromiso y la dedicación de nuestra guía y al apoyo de todas las asistís a las salidas del Club.

Raquetada Puerto San Isidro (Vega los Fornos – Valle Valmartín)

Distancia: 11 Km.

Tiempos: 6:10 h.

Desnivel: + 570 m.

Ruteras: Paloma, Noelia Rojo, Ana, María, Marta, Jorge y Juan.

Acceso: desde Oviedo por la A-66 Mieres/León -desviación Moreda/Puerto San Isidro AS-253- Puerto San Isidro – La Raya LE-331-Urbanización San Isidro – Puente Wamba.

Itinerario: Puente Wamba (1450 m) – Pista Wamba – Vega los Fornos – Raya del Valmartín- Collaos de la Raya-Arroyo del Llagu las Piedras – Urbanización San Isidro (1480 m).

Preciosa travesía en raquetas y esquís de travesía, con día soleado, saliendo desde Puente Wamba, para tomar el camino de Wamba (nombre que recibe del rey visigodo, ya que era una de las rutas históricas que salvaban la Cordillera Cantábrica, y comunicaban la meseta con el centro de Asturias, constituyendo un trazado alternativo a los itinerarios más concurridos que cruzaban por los puertos de San Isidro y Tarna).

Vamos salvando los contrafuertes de las cumbres Entrepicos, el Arenal y el Valmartín para enseguida salir al alto de la Raya del Valmartín y divisar el espectacular pico Torres, cumbre más importante y complicada de todo el cordal, para luego girar hacia el Sur y descender hacia la Urbanización de San Isidro por el Valle Valmartín, a lo largo de todo el Arroyo del Llagu las Piedras.

 

Vistas 360º a lo largo del recorrido: La Rapaona, Peña el Viento, el Cascayón, al fondo hacia el este, los Picos de Europa. Al NO, el Entrepicos, el Arenal, Porru Blanco, Valmartín, Carba Torres, la Ventanona, Pico Torres.

Hacia el Sur, estaciones de esquí de San Isidro y Fuentes de Invierno, los Picos Toneo, Agujas, Roldán y Cuerna, Ausente y Requejines, y muy alejado al SE, el Susarón.

Impresionante el trabajo realizado por la guía, sin escatimar en detalles y con todo bajo control, haciendo que todas disfrutemos de un día espectacular.

Una a Una en el Damavand

Una a Una está de enhorabuena por el histórico éxito deportivo de tres de sus socias: Rosa, Mariví y Mariajo en el Damavand.

Las chicas coronaron los 5610 metros de altura del Damavand (el volcán más alto de Asia) al mediodía del miércoles para seguidamente descender esquiando esta hermosa montaña situada en los Montes Elburz de Irán, a orillas del Mar Caspio.

Rosa, Mariví y Mariajo, junto a la escaladora iraní Parvaneh Kazemi y los montañeros asturianos Edu Astudillo y Toño Fierro conformaron un equipo sólido y experto que pudo vencer todas las dificultades que el Damavand les puso desde el primer minuto.

Las chicas nos cuentan que el viento, la lluvia, el granizo y sobre todo el intensísimo frío no dieron tregua hasta el mismo día de cumbre en que, por fin, disfrutaron de una ventana de buen tiempo y de unas vistas memorables desde la cumbre del Damavand.

Ekl pasado fin de semana se desplazaron desde Teherán hasta Poulour tras haber subido días antes a la estación invernal de Tochal, en las afueras de la capital iraní, donde comenzaron el proceso de aclimatación y entrenamiento.

Una vez en la montaña ganaron los 4200 metros de altura del refugio tras una ascensión dura marcada por un mal tiempo persistente con vientos fuertes y mucho frío.

En el refugio tuvieron que pasar tres noches con temperaturas gélidas hasta poder planear el ataque a cumbre con garantías que finalmente se produjo.

Su intención era, además de coronar el Damavand, disfrutar de la proverbial nieve en polvo que esta montaña suele ofrecer. Pero tuvieron que contentarse con la nieve dura e ingrata de esquiar que este año cubría los Montes Elburz.

Cansadas pero muy satisfechas las Una a Una regresarán a Asturias a mediados de la próxima semana para contarnos en persona esta aventura tan singular.

Nuestro club presume orgulloso de ver de nuevo cómo sus deportistas siguen haciendo cuanto está en su mano paras hacer visible el deporte femenino. Y esta vez además en un escenario nada frecuente ni especialmente favorable: un país de tradición y cultura musulmanas.

Estamos impacientes por ver el documental que se traen de Irán y por felicitarlas personalmente pues éste era uno de los retos más potentes y comprometidos en que el club ha participado en los últimos años.

 

Enhorabuena a las tres. Volved corriendo para contárnoslo.

Ruta Picu Fariu

Itinerario: Gijón, Senda Peña Francia, Deva, Curbiello, Peón, Alto de la Cruz, La Cordal de Peón, Fumarea, Picu Fariu, Baldornón, Caldones, Senda Fluvial, Gijón.

Recorrido: 60 Km.

Duración: 6 horas (con paradas).

Desnivel acumulado: 1400 m.

Ruteras: Isabel Salgado, Marta, Carmen,  Paula,  Begoña Juan y Moisés.

Partimos de la zona del Molinón por la senda del río Peña Francia en dirección Deva. Subimos por la pista, dejando el Camping de Deva a la derecha y nos acercamos caleyando al Curbiello. En el Alto, por el camino de la izquierda, bajamos al valle de Peón, enlazando el camino a Covadonga del  “Garrapiellu”.

En este momento el grupo se desdobla hasta el Alto de la Cruz. Las más fuertes e intrépidas deciden ir por camino de pista, que habitualmente está bastante roto y en ocasiones poco ciclable y el resto lo hacemos por carretera, evitando este tramo,   porque la jornada va a ser larga y hay que reservarse.

Una vez que llegamos al Alto de la Cruz nos reagrupamos y hacemos un pequeño avituallamiento, para abordar La Cordal de Peón,  una zona con abundante vegetación representada por un extenso bosque de pinos.

Después de tanta subida, disfrutamos cresteando por la cordal,  divisando hacia un lado la bahía de Gijón y hacia el lado opuesto vemos la ría de Villaviciosa y  la zona de Grases.

Moisés nos mostró una sima que se encuentra  en la misma la cordal, observando que la vegetación dentro era muy diferente del resto que rodeaba la zona. Había abedules, robles y avellanos. Parecía un gran invernadero.

Dejando atrás la Cordal de Peón salimos a la carretera de la Fumarea y afrontamos las últimas rampas para coronar el Pico Fario.

El tiempo nos acompaña, hace un día de sol que nos deja visualizar Picos de Europa,  Sierra del Aramo, Oviedo,  Gijón,  Pico Gorfolí y Cabo Peñas.

La bajada decidimos hacerla por una pista trialera, que nos hace disfrutar a tope, después de un duro día de subidas. Nos acercamos a la zona de Baldornón,  Caldones y senda fluvial.

La jornada de hoy ha sido redonda: buen entrenamiento, compañía de lujo, vistas de película y trialeras para subir y bajar para todos los niveles. Está claro: hay que repetirla.