Vietnam en bici

Ruteras: Rosa, Marta, Liliana, Mariajo, Begoña, Luz, Cris, Laura, Charo, Javi, Samuel y Martin.

Madrid – Hanoi (28, 29/10/2019)

Una a Una empieza una gran aventura deportiva: recorrer el Norte de Vietnam en bicicleta.Este país de historia milenaria, naturaleza desbordante y sobre todo, de personas amables y hospitalarias, se convertirá durante 15 días, en nuestro escenario, escribiendo con tinta permanente, un recuerdo imborrable en nuestras mentes.

Bicis y ajustes (30/10/2019)

Primera toma de contacto con las bicis con las que vamos a realizar la travesía. Pequeños retoques mecánicos y puesta a punto.

Visita al “Templo Mia Pagoda”, situado sobre una colina en el pueblo de Dong Sang.

Comida en restaurante tradicional y traslado a Yen Bai, donde nos alojamos. Disfrutamos con una clase de aerobic, en la que nos colamos, donde fuimos muy bien recibidas, y en ella comprobamos y tomamos conciencia de la amabilidad y la cordialidad de los vietnamitas.

Etapa 1

YEN BAI– LAO CAI (31/10/2019)

Distancia: 85 kilómetros.

Desnivel acumulado: 750 m.

Hoy hemos comenzado a pedalear. Nos enfrentamos a una etapa de 85 kilómetros, la mitad de ellos por senderos y la mitad por pistas y asfalto.

Viajamos en dirección norte remontando el cauce del río Rojo. Los paisajes fueron principalmente agrícolas: arrozales, cultivo de canela

Zonas pobladas, muchos niños observándonos, con sus sonrisas y donde la atracción éramos nosotros.

Durante toda la jornada padecimos un fuerte calor,  una humedad extrema y mucho polvo, que pusieron en la ruta la dureza que su perfil dominantemente llano no aporta.

Final de ruta cansados, abrumados por tantas emociones, pero felices por tener la oportunidad de disfrutar de tan maravilloso viaje.

Desplazamiento hasta la cercana villa de Lao Cai donde empezará la segunda etapa y donde cenaremos y haremos noche.

Etapa 2

LAO CAI – COC LY – BAC HA (01/11/2019)

Distancia: 45 kilómetros.

Desnivel acumulado: 1600 m.

Segundo día en ruta a través de las comarcas del norte de Vietnam, no lejos de la frontera china.

El terreno se ha vuelto más montañoso y la etapa, con la mitad de kilómetros que la de ayer, tuvo el doble de metros de desnivel acumulado y dos subidas de mucha consideración por su pendiente y longitud.

Hoy nuestras bicis no han pisado el asfalto y se acentuó la sensación de estar recorriendo las tripas profundas de este país fascinante.

Seguimos embriagados por las sonrisas y saludos de los vietnamitas, que nos llenan de energía para continuar nuestro periplo por este fantástico país.

Desde Lao Cai pedaleamos durante más de seis horas (incluido el tiempo de la comida en ruta) hasta llegar a Coc Ly, donde continuamos en coche hasta la localidad de Bac Ha.

Cena y cama repararán nuestros músculos y darán tiempo a nuestra cabeza a asimilar todo lo visto y vivido.

Etapa 3

BAC HA – CAN CAU – BAC HA (02/11/2019)

Distancia: 40 km.

Desnivel acumulado: 1300 m.

La tercera etapa en ruta de nuestra aventura vietnamita transcurrió por el distrito de Bac Ha y nos tuvo alrededor de cinco horas transitando por las tierras altas del norte, donde la lluvia no nos dio tregua.

Se siente la cercana presencia de China y la intensidad de los intercambios comerciales y culturales entre etnias de uno y otro lado de la frontera.

Hoy hemos acumulado unos 1300 metros de desnivel positivo rodando por pistas y senderos en un paisaje exuberante con un sinfín de subidas y bajadas, no muy agresivas pero que van dejando huella.

Vimos numerosas terrazas de cultivo y atravesamos varias aldeas que nos causaron un fuerte impacto emocional.

Estas gentes viven de modo humilde y aparentemente armónico con la naturaleza que les rodea.

Multitud de niños salen a nuestro encuentro cada día y sacian la curiosidad infinita que les causamos mirando nuestros maillots y, a poco que puedan, manipulando nuestras bicis y hurgando en nuestros enseres.

Seguimos disfrutando a tope y dejándonos llevar por los colores, olores, sonidos… de esta tierra extraña que nos está acogiendo con amabilidad. Por la noche, pudimos disfrutar de una fiesta que había en el pueblo, donde fuimos una verdadera atracción.

Etapa 4

BAC HA – XIN MAN (03/11/2019)

Distancia: 40 km.

Desnivel acumulado: 1200 m.

Día lluvioso en su primera parte, lo que nos plantea la remota posibilidad de no rodar hoy.

Como hay mercado local, aprovechamos para visitarlo: puestos de carnes, pescados, frutas y mucho color, impresionante representación de etnias, ropas de gran colorido, suvenirs y mucha artesanía local hacen las delicias de los escasos turistas que disfrutamos de tan singular lugar.

Parece que el tiempo amaina y decidimos finalmente salir a rodar, que al fin y al cabo, es el objetivo del viaje. Nos esperan 40 kilómetros, la mitad por pistas y sendas forestales y la mitad por carreteras locales.

Di Thau, Ban Gia y algunas aldeas diminutas y dispersas nos vieron pasar disfrutando de nuevo de esta naturaleza densa y grandiosa. Hemos cruzado el límite entre las provincias de Lao Cai y Ha Giang para terminar la ruta en Xin Man, una villa de fuerte tradición agrícola y de intercambios comerciales con China.

Las montañas siguen presentes y el terreno presenta continuas subidas y bajadas que al final de la jornada pusieron otros 1200 metros de desnivel positivo acumulado en nuestras piernas.

Como seguimos rodando a buena altura, con frecuencia por encima de los 1500 metros sobre el nivel del mar, las vistas que nos ofrece la ruta son con frecuencia memorables. Y hoy hemos disfrutado de un par de bajadas electrizantes que saboreamos con sumo gusto y sin incidentes.

Pueblos, valles, ríos… se difuminan entre brumas ocasionales y reflejos del sol ofreciéndonos paisajes que invitan a sacar la cámara de fotos cada minuto. Nos ha pillado la lluvia por la mañana pero por la tarde el sol nos compensó con creces.

Seguimos fascinadas y encantadas con todo lo que este país de fantasía nos está ofreciendo.

El lugar donde nos alojamos hoy, nos hace tomar conciencia que estamos en el Vietnam más profundo, hotel básico y comida local sabrosa.

Etapa 5

XIN MAN – HO THAU – HOANG SU PHI (04/11/2019)

Después del desayuno, nos trasladan en bus desde el hotel para acercarnos al inicio de la ruta de hoy. Subir, subir y subir un puerto de 1ª categoría, donde nuestras piernas sienten el paso de los días y la falta de sueño confortable.

Pasamos por pequeñas aldeas, observando las diferentes etnias, con sus variados atuendos, pasando de los multicolores de los días anteriores al negro y azul marino, resaltando sus bellos rostros y su elegancia.

El plato fuerte de hoy, nos sucede una vez que alcanzamos el final del puerto, en un puesto fronterizo chino, nos dan el alto e impiden nuestro paso, al encontrarnos cerca de la siempre conflictiva frontera China. Caras de incredulidad, después de tan exhausto esfuerzo, pero sin remedio, desandamos parte del camino, para tomar un desvío, donde nos aguarda un sorprendente paisaje, que nos hace olvidar casi de inmediato, nuestra anécdota de hoy.

Continuos subes y bajas hasta nuestro alojamiento en Hoang Su Phi. El hotel, el más básico de todos en los que estuvimos, así como la aldea, de aspecto muy humilde, rematan una jornada especialmente dura.

Etapa 6

HOANG SU PHI – TUYEN QUANG 

Nos levantamos con la energía a tope y las pilas cargadas, hoy es el último día de bici. Salimos del hotel en bici y calentamos por carretera unos 6 km. Para subir por pista de tierra y barro, por típicos paisajes de arroz. Ascenso hasta un paso a 1300 m., atravesando por un mercado local típico, donde avituallamos, continuando por senderos y pistas de tierra, donde disfrutamos a tope. Cascadas, pasos por pequeños riachuelos, subidas, bajadas.

Ruta bonita y disfrutona, para poner un broche de oro a un viaje inolvidable.

En la carretera de Vang Luong, nos recogen en los vehículos y damos por finalizado nuestra aventura, celebrándolo con abrazos, besos y algún lloro de emoción. ¡No es para menos!

Ahora nos volvemos a Hanoi a celebrar todo lo visto y vivido y a descansar un par de días haciendo turismo.

Etapa 7

Ya quedaron atrás las tierras altas del norte, las largas jornadas de bicicleta, las montañas salpicadas de diminutas aldeas…

Hemos pasado un par de días descansando en Hanoi y seguimos viaje hacia el sur en busca del océano para conseguir un último puñado de recuerdos que llevarnos de vuelta a casa.

Conocimos la bahía de Ha Long y navegamos por sus aguas. Este lugar es un absoluto disparate… de hermoso, de mágico, de grandioso… La Naturaleza parece haberse vuelto loca y haber creado cosas que superan la imaginación del artista más genial. ¡Qué sitio tan increible!

Tiempo para hacer Tai-chi, disfrutar en kayak, observar con tranquilidad un sitio tan maravilloso, hablar e intercambiar recuerdos… ¡que bien se está en este lugar!.

Cena y velada a bordo del barco, puso el broche de oro para una experiencia inolvidable.

Con tan buen sabor de boca vamos cambiando el chip y preparándonos para dar por acabada esta aventura única.

Este viaje se lo dedicamos a nuestro entrañable Víctor… al que llevamos en nuestro corazón:

Puedes llorar porque se ha ido o reír porque ha vivido.
Puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado.
Tu corazón puede estar vacío porque no lo puedes ver o puede estar lleno del amor que compartiste.
Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el vacío y dar la espalda o puedes hacer lo que le gustaría a esa persona: sonreír, abrir los ojos, amar y seguir adelante.

 (Antiguo poema escocés)