Noticias Una a Una

Subida a los altos de Brañavalera

Conducidas por Laura hoy hemos completado una ruta de dificultad media y belleza máxima que nos aupó a la Sierra de Brañavalera en el concejo de Lena.

Los valientes del día

Ruta circular: Lena – Campomanes – Brañavalera – Tablao – Lena (23/11/2014)

Longitud: 31 Km / Tiempo: 4:30 h (con paradas) / Desnivel positivo acumulado: 1200 m

Ruter@s: Laura, Puri, Mariajo, Jony, Rubén, Lolo, Roberto, Omar, Danny, Cordero, Iván y Alejandro

Un lujo de anfitriona

9:30 de la mañana; temperatura fresca y lluvia insistente; nos ponemos en marcha en Pola de Lena. Con rumbo Sur tomamos la senda fluvial del río Lena y rodamos media docena de kilómetros hasta Campomanes que nos sirven de precalentamiento. Desviándonos hacia el Oeste pasamos por las inmediaciones de Zureda y empezamos a ganar altura. Enseguida nos despedimos del firme llano y tomamos una senda forestal ancha que, aunque dura en lo físico y bastante húmeda, al menos es clemente en lo técnico.

Ciclismo y magia

A medida que un tremendo bosque de hayas y castaños nos engulle tenemos la impresión de que a la naturaleza se le han caído los botes de pintura al suelo: la bóveda del monte palidece y amarillea mientras que un rabioso verde tapiza la tierra en forma de manto de musgo húmedo que todo lo abarca. No deja de llover ni un segundo, calándonos hasta el tuétano y poniendo a prueba nuestro valor.

Subimos al Mayéu de Porciles y vamos girando primero hacia el Oeste y luego hacia el Norte a medida que ganamos espectaculares vistas de Sierra Reonda y del valle del río Lindes semiocultos por la niebla. Tras casi 8 kilómetros de subida sin tregua llegamos a Brañavalera y nos tomamos un bien ganado descanso pero sin la panorámica bellísima del macizo de Peña Ubiña y de los Puertos de Agüeria que aquí se domina. Manillares hacia el Norte, seguimos ruta inmersas en la bruma.

Cruce de caminos

Rodando a casi 1400 metros sobre el nivel del mar entramos en una zona despejada de árboles y de perfil quebrado que nos sorprende con rampas de porcentajes muy considerables y bajadas trepidantes y divertidas. Estamos bordeando la frontera Lena-Quirós y acercándonos a Brañanueva. Ahora toca perder toda la altura conseguida en un prolongado descenso que nos hace pasar por Tablao y no conecta al curso del arroyo Morúes.

La bajada está muy delicada por la gran cantidad de barro y hojas que acumula el piso y que amenazan con provocar resbalones y caídas peligrosas. El agua ha excavado canales profundos en las zonas de tierra y criado musgo en los tramos de cemento. La mañana está para valientes y este último tramo de la ruta más aún.

Espectáculo natural

Unas cuantas rampas más de pendiente fuerte y trazado revirado nos llevan de La Texera a los alrededores de Piedracea donde ya nos espera un terreno más llano aunque con abundantes charcales que nos obligan a ser cautas. Unos pocos kilómetros bajo castaños y ablanos nos devuelven plácidamente a Pola de Lena siguiendo el curso del río Naredo donde iniciamos y damos por concluida la etapa de hoy rodando con los chicos de Ciclando Asturias, a quienes saludamos y agradecemos la compañía.

Espectacular ruta, perfecta para hacer en otoño aunque la climatología no quisiera hoy hacernos un guiño, la que Laura nos regaló en el Sur Central de Asturias para disfrute de las Una a Una.

Los comentarios están cerrados.