SAN ESTEBAN DE CUÑABA-PASÁ PICAYO-TRESVISO-URDÓN (Concejo de Peñamellera Baja-P.N. Picos de Europa)

Distancia: 13 Km
Duración: 6:30h
Desnivel: ± 1.000 m

Componentes: Mariajo, M.ª Luz, Ana, Sonia, Charo, Mariví, Rosana, Raquel, Lourdes, Belén, Gunilde, Cris, Reyes, Inés
y Marta.

Acceso: Desde Oviedo coger la Autovía A-64/A-8 Santander-Unquera-Panes-Desfiladero de la Hermida- Udón (coches)-
San Esteban de Cuñaba (coche)

Itinerario: San Esteban de Cuñaba-PR – PNPE 29 Pasá del Picayo-Monte Robicores-Hayedo del Monte Robicores-
Collado Medio- Canal de las Tejucas- Llambrial del Infierno- Collado de Arguma- Pasá del Picayo- Cantu las Torcas-
Tresviso- Fuente Invernales de Prías- Los Tornos de Urdón o Camín de la Peña- Balcón de Pilatos- Urdón.

En San Esteban comienza la ruta señalizada como "PR – PNPE 29 Pasá del Picayo", único camino que
une con Tresviso y que discurre por una intrincada orografía, antaño muy utilizado por pastores de uno y otro lado, casi
desaparecido, y recuperado hace pocos años como ruta montañera, siendo poco después descatalogado como ruta de
pequeño recorrido por su extrema peligrosidad y elevado desnivel. Aunque se trata de una ruta de dificultad alta, tal como
advierte la indicación en los carteles anunciadores, en este recorrido encontramos algunas zonas con precipicio y sin
protección lateral, a pesar de haber puesto en varios tramos cable como pasamanos. La belleza del paisaje a lo largo del
trayecto no debe impedir prestar toda la atención a determinados pasos en los que la senda se encuentra literalmente
tallada en la roca, con precipicios verticales que hacen de esta senda una de las más peligrosas de los Picos de Europa.
Salimos desde San Esteban de Cuñaba, después de haber dejado un coche en Urdón, para evitarnos los 4,5 Km de
carretera a la vuelta, con un calor y una humedad de mil demonios, tomamos el descatalogado y abandonado PR.- PNPE
29, adentrándonos en el precioso Monte Robicores, para al poco pasar por encima del Área Recreativa, ya en pleno
bosque y coger el sendero que, nos introdujo con la vegetación bastante tomada en el Hayedo homónimo.


Comenzamos entonces, un prolongado ascenso de unos 550 m de desnivel, en un tramo bastante corto atravesando dicho
hayedo, hasta enlazar con la canal Las Tejucas que, gracias a su orientación N, nos protegió del sol durante la primera
hora de trayecto. Varios tramos de dicha Canal presentaban fuerte inclinación y exposición, algunos de ellos equipados
con cables para facilitar su superación. Enseguida ya intuimos frente a nosotras, mirando hacia el NE, el escondido pueblo
de Cuñaba.

Continuamos, tras superar un hombro rocoso que nos separaba de la contigua canal de Los Obreros, por el Llambrial del
Infierno, la cual hacía honor a su nombre, por las dificultades en este tramo, la cual fuimos superando por una especie de
embudo herboso alcanzando el Collado de Arguma que, ya daba vistas sobre el Desfiladero de La Hermida.

Después de una pausa pues chorreábamos del calor que hacía, comenzamos la subida a la famosa y no menos espectacular
canal de la “Pasá del Picayo”, un flanqueo sobre los cortados de Los Picayos, que va buscando el paso entre hombros,
canales y colladinas hasta situarnos en la cara sur de la Sierra de Cocón. Se trata de un terreno con gran exposición, con
los pasos más expuestos protegidos por cables y/o barandillas, lo que no elimina totalmente su peligrosidad.

Llegando al Cantu Las Torcas habremos pasado ya las mayores dificultades del recorrido, siguiendo por un sube y baja
continuo y dejando encima nuestro la preciosa Torre de Arguma. Daremos ya vistas al camino que sube desde Urdón, y
de frente al pueblo de Tresviso y gran parte del Macizo Oriental de Picos de Europa. El resto del sendero transcurre por
terreno más tendido, mejorando en las proximidades de Tresviso. Una vez en el pueblo, nos fuimos derechitas a la
Taberna de Tresviso, bar de toda la vida para comer el bocadillo con una cervecita bien fría y merecida, y acompañarla de
unas raciones del riquísimo queso Picón, típico de la zona.


Después de deleitarnos con la comida en tal entorno, nos dirigimos dirección O, hacia los invernales de Pría para tomar el
transitado camino de Tresviso a Urdón, conocido como el “Camín de la Peña” que, descendiendo en varias revueltas y
pasando por el famoso mirador “Balcón de Pilatos”, nos dejó en aproximadamente 2 horas, en Urdón, carretera de la
Hermida.

Una a Una coleccionando sitios preciosos!

XERRU TENDILLANES (Concejo de Sobrescobio-Caso)

Distancia: 16 Km

Duración: 6:15 h

Desnivel: + 899  m

Acceso: Oviedo A-8Santander – AS-17 Laviana/Tarna – Langreo – Laviana – Rioseco – SC-2 Soto de Agues

Itinerario: Soto de Agues (431 m)- San Andrés de Agues – PR AS-63 «Ruta al pico Collargayos»- Collaín de Les Llombardaes -Foz del Nozalín-El Revesaoriu-Mayada Fresnu (1.013 m)-Cardal (976 m)- Poste señalización PR.-Xerru Tendillanes (1.265 m)-Poste señalización PR.-Monte Felguerúa-Cardal – Mayada Fresnu -Porciles-Puente Retortoriu-Ruta del Alba-Soto de Agues.

Componentes: Rosa, Mariajo, M.ª Luz, Ana, Luz, Vanesa, Sonia, Charo, Merche, Raquel, Mariví, Rosana, Yoli  y Marta.

 

Como la previsión meteorológica era tan mala, hicimos un pequeño cambio de calendario para no hacer un desplazamiento tan largo, eligiendo los tan socorridos concejos de Sobrescobio y Caso.

Sobre la marcha y viendo lo que llovía por la mañana, se nos ocurrió acercarnos hasta el bonito pueblo de Soto de Agues, para caminar todo lo que pudiésemos por pista y así mojarnos lo menos posible.

Salimos del aparcamiento ubicado a la entrada del pueblo con paraguas en mano, rumbo SE, hacia el pueblo de San Andrés de Agues, justo enfrente, para coger una pista de tierra siguiendo las marcas del PR AS-63 «Ruta al pico Collargayos» cruzando el río por el puente La Rotella.

Tras abordar unos cuantos repechos rebasamos las amplias fincas de La Rotella, atravesando al poco sin apenas desnivel, el monte de La Secuesta, teniendo frente a nosotras las paredes de Peña Llagos, con Les Crespes como su punto más alto.

El camino se interna en la estrechura de La Foz de Nozalín, por donde discurre encajonado el río homónimo que, nace en el valle de Feleches, entre las peñas de Piqueru, al este y Peña Llagos, al oeste.

Después de atravesar una portilla, pasamos junto a la preciosa cascadina de El Covayón por la que se precipitaban las aguas del río Nozalín aunque con menos afluencia que otros años.

Llegamos a un desvío, donde nos vamos a la derecha, obviando el camino que sigue de frente hacia el mayau Feleches, por donde se sube al Cuyargayos pues nuestra intención y según se comportase la climatología, era hacer Peña Riegos.

En fuerte pendiente en algunos tramos y ya sin lluvia, ascendimos después de varias revueltas al mayau de Fresnu, donde nos tomamos un mini tentempié para continuar dirección N al mayau Cardal, y poco después pasar a la vertiente N del Xerru Tendillanes para comenzar a crestear en algunos sitios apoyando las manos pues se caminaba mejor por la roca al estar tan tomado el sendero de árgoma y cotoya.

Llevábamos avanzado un rato por la cresta del Xerru, cuando nos topamos con un poste de señalización de PR.- que nos confirmaba que íbamos en la dirección correcta, aparte de señalizar en el mismo y con orientación hacia la cumbre de Peña Riegos la frase “Vista pintoresca”, lo que nos dejó perplejas, ya que, no se sabía a donde te llevaba exactamente dicha señalización puesto que, tampoco volvimos a ver marca alguna del PR.-.

Viendo que el tiempo volvía a torcerse empezando a orbayar suavemente, que hasta la cumbre de Peña Riegos, aún restaba un buen rato, y que la roca estaba algo mojada, una vez nos encaramamos en la modesta cumbre del Xerru Tendillanes, como máxima altitud del mismo, decidimos dar la vuelta hasta el poste de señalización y aventurarnos por este camino alternativo para no repetir lo anterior, descendiendo por el Monte Felguerúa que, resultó ser un bosque precioso aunque recorrimos un tramo muy corto. 

Avanzamos rápidamente por el camino, saliendo otra vez al mayau Cardal, donde nos tomamos el bocadillo para luego regresar hasta el mayau Fresnu y tomar la pista que bajaba a la izquierda por la Majada Porciles hasta el puente Retortoriu, donde ya enlazamos con la famosa ruta del Alba desde donde nos restaban 4,5 Km, ahora sí, lloviendo alegremente, hasta regresar de nuevo al aparcamiento de Soto de Agues, resultando al final una ruta súper chula y con un tiempo mejor de lo esperado.

La lluvia no nos para, disfrutar de la montaña con las nubes en lo alto que realza el verde y que necesaria esa lluvia!

Una a Una no para!

INVERNAL PEÑA CELLEROS (1.864 m) y CASCADA DEL ORTIGALÓN (Brañilín-Puerto Pajares

Distancia: 10,5 Km
Duración: 5:45 h
Desnivel: + 750 m

Componentes: Rosa, M.ª Luz, Noemí, Laura, Ana, Luz, M.ª José, Marta, Paz, Verónica, Vanesa, Charo, Belén, Paz, Lourdes, Marta y Amig@s.

Acceso: Oviedo-A-66 Puerto Pajares-N-630 Campomanes-Alto del Puerto-Aparcamiento Subestación
Itinerario: Aparcamiento Subestación-Cruce Ctra. Brañilín-La Picarota-collao – Peña Celleros (1.864 m)-Cordal-
Estación de esquí Valgrande (1.454 m)-senda a la Cascada-Poste señalización cascada-Cascada Ortigalón (1.348 m)-Poste
señalización-Mirador de Valgrande -Área recreativa Chus Valgrande- Brañilín- Llomba la Cerre-Subestación.

 

Lo que estaba programado como una salida montañera de raquetas por nieve en la zona de Pajares, acabó
siendo una ruta senderista debido a las altas temperaturas que tuvimos durante toda la semana aunque con una sorpresa
final para compensar la falta de nieve.


Salimos desde la Subestación para cruzar la carretera y atravesando el cruce del Brañilín, saltamos el vallado de madera,
para tomar dirección S y ascender por la zona de la Picarota entre piornos y zarzas hasta el collao que se veía en lo alto,
donde ya cogeríamos el sendero que nos llevaría por todo el cordal en cómoda subida hacia la cima aunque con un tiempo
bastante peor de lo esperado pues a poca distancia de cumbre y con algunos tramos de nieve nos entró una incómoda
ventisca y niebla con bastante humedad que nos hizo ponernos toda la ropa de abrigo que llevábamos hasta la misma
peña, donde sin más nos sacamos la foto de Grupo.


Desde Celleros, descendimos dirección N por todo el cordal, bajando directamente por un alargado nevero hasta la
Estación de esquí de Valgrande, donde ya, con un tiempo soleado, cruzamos la carretera hacia la Urbanización para irnos
pegadas al vallado de madera que rodea lo que se creó como campo de golf y ahora es pasto para ganado en verano y
forma parte de la pista de esquí de fondo o zona de trineos en invierno, ya que nos dirigíamos a lo más atractivo de la
jornada.


A la izquierda iba apareciendo el bosque de Valgrande y al fondo una buena vista hacia la Mesa, la Tesa, Peña Ubiña…,
nosotras continuamos a coger una pista a la izquierda que nos llevaría hasta un poste de señalización “Cascada de
Otigalón” Difícil 400 m, tomando el sendero que descendía a la izquierda, adentrándonos al poco en zona de arbolado,
principalmente robles y abedules que, en algunas ocasiones utilizamos para asegurarnos debido a la fuerte pendiente de
algunos tramos, llegando al arroyo Ortigalón o río Fabar y en consecuencia a la cascada que, hoy echaba agua con gran
fuerza, con una caída próxima a los 50 metros. Cabe decir que, este arroyo cuenta con más saltos de agua, anteriores y
posteriores, ya que, es apto para barranquismo.
Después de tan espectacular visión y sacar multitud de fotos pues el día también acompañaba, regresamos sobre nuestros
pasos hasta el desvío, continuando la pista hacia la izquierda pasando por el Mirador de Valgrande, desde donde
podíamos observar el vasto bosque de Valgrande, así como unas preciosas vistas al Pico Cellón y la Pájara, la Sierra de
Aramo y gran parte del espectacular Macizo de las Ubiñas.


Continuamos rodeando la loma donde estaba instalado el telesquí Valgrande hasta llegar al Área Recreativa Chus
Valgrande, donde aprovechamos para comer el bocadillo con un soleado día.
Luego, ya solo nos restaba regresar hasta la Subestación, tomando la senda que va pegada a la izquierda de la carretera
Busdongo-Brañilín, aupándonos a la llomba la Cerre para descender en poco más de 30 minutos al aparcamiento donde
habíamos dejado los coches.

Fue un día donde por los cambios climáticos parecían días diferentes, una maravilla.

Club Una a Una se mueve!

 

XXXV JORNADAS DE LA MONTAÑA DE MIERES

Del 25 de febrero al 5 de marzo tuvo lugar en Mieres las Jornadas de la Montaña, en su trigésima quinta edición muy ilusionadas pudimos formar parte. Nos representaban Raquel, Mariví, Mariajo, Cris, Charo y Rosa.

El Lunes 27 de Febrero pudimos escuchar la ponencia de Mariví, Charo, Mariajo y Cris.

Su historia y experiencia con “ Una a Una en el Karakorum”.

Muchas ganas y nervios, pero ellas sacaron todo su entusiasmo y nos hicieron sentir lo que ellas vivieron. 

Preparar la presentación, seleccionar las imágenes fue para ellas como volver a vivirlo. muchos nervios con la preparación en escena, pero mucha satisfacción de poder compartirlo, y que las personas que pudieron asistir se fueran encantadas, fue para cada una de ellas una gran experiencia.

Charo nos cuenta, “Desde mi plano personal, orgullosa de ver un resultado final de un trabajo bien hecho, aprendiendo de los fallos y orgullosa de pertenecer a un club tan humano y empático”. 

Seguíamos esa semana, el Viernes 3 de Marzo les tocaba el turno a Rosa y Raquel, su veteranía en estos casos y como siempre las ganas, hicieron que todo fuera un lujo.

Rosa presentaba “Montañas por la Vida”. La historia de 6 mujeres que superaron un cáncer, voluntad, fuerza y emoción en este documental. Con unas imágenes de Bolivia que han dejado huella en el público asistente.

A continuación Raquel entró en escena para junto con Rosa hacer un coloquio muy interesante, donde respondieron a preguntas del público

Raquel nos cuenta, “Presentar el documental del Reto Pelayo en la Semana de Montaña de Mieres fue como volver a Bolivia y vivir de nuevo la intensidad, la dureza y la tormenta de emociones que supuso este viaje. Me recordó la fortaleza, la energía y la ilusión con la que estas 6 mujeres emprendieron el viaje poniendo todo su esfuerzo en conseguir superar el Reto, no solo por ellas sino también por el resto de mujeres que sufren esta enfermedad, y luchan a diario sin perder la esperanza”.

Fueron unas presentaciones realmente emotivas, con bastante público y acompañadas de un gran número de compañeras del club, siempre apoyando y animando. Desde el club estamos muy orgullosas de nuestras compañeras, queremos seguir compartiendo y viviendo experiencias.

Desde Club Una a Una agradecer a todas las personas asistentes y a la organización de las XXV JORNADAS DE LA MONTAÑA DE MIERES. 

¡¡Gracias!!

RAQUETADA PICO ENTREPICOS (1.862m) «Puerto San Isidro-Cordillera Cantábrica»

Distancia: 10,5 Km

Tiempos: 5:10 h

Desnivel: + 579 m

Componentes: Rosa, M.ª Luz, Noemí, Raquel, Laura, Noelia Rojo, Juan, M.ª José, Marta, Charo,
Sonia, Sauri, Belén, Inés, Lourdes, Bea, Alba, Pepa, Irene, Isaac, Isidro, Marta y amig@s.

Acceso: desde Oviedo por la A-66 Mieres/León-desviación Moreda/Puerto San Isidro AS-253-
Puerto San Isidro – La Raya LE-331-Urbanización San Isidro

Itinerario: Urbanización San Isidro (1.480 m)-Puente Wamba (1.450 m) – Pista Wamba – Vega los
Fornos – Los Fornos-Pico Entrepicos (1.862 m)- Raya del Valmartín- Collaos de la Raya-Valle
Valmartín-Arroyo del Llagu o de las Piedras – Urbanización San Isidro.

Preciosa ruta en raquetas y esquís de travesía, con día soleado, saliendo desde la
Urbanización de San Isidro para dirigirnos por el arcén de la carretera hacia Puente Wamba, con muchas ganas e ilusión desde
donde saldríamos por el camino de Wamba (nombre que recibe del rey visigodo, ya que era una de
las rutas históricas que salvaban la Cordillera Cantábrica, comunicando la meseta con el centro de
Asturias, constituyendo un trazado alternativo a los itinerarios más concurridos que cruzaban por
los puertos de San Isidro y Tarna), hacia las cumbres del Cascayón y el Entrepicos.

Esta vez el Grupo, bastante numeroso, y después del COVID, retomaba una actividad en la nieve.
Una parte de la gente, guiado por nuestra compañera Raquel, se adelantó con los esquís de travesía,
para ascender la cumbre del Cascayón. Otro pequeño grupo, se dedicó a iniciarse en dicha actividad
con nuestra líder Rosa por el mismo camino de Wamba, dirección a la collada Acebal, y el resto,
nos fuimos con las raquetas, por dicho camino, siguiendo por la Vega los Fornos, camino ya bien
pisado tanto por los esquiadores como por las raquetas, con un cómodo caminar.
Poco antes de llegar al comienzo de la subida al Cdo. Acebal, en la zona conocida como los Fornos,
nos desviamos a la derecha, siguiendo huella de esquiadores, en continuo ascenso, para dirigirnos a
la base de la cumbre del Entrepicos, cima que se encuentra a la izquierda del cordal del Cascayón,
separada de este por el collado Trave.

Una vez llegadas a la base comenzamos la fuerte subida por los contrafuertes del pico, realizando
zetas pues en algunas zonas la nieve estaba un poco más irregular, para acercarnos a un pequeño
collado, donde se levantó un viento fortísimo que nos hizo dudar del ascenso final a cumbre pero
gracias a la determinación y lo bravas que son mis compañeras, lanzamos el ataque a cumbre
superando una estrecha arista que nos depositó en la cima del pico Entrepicos.
Foto rápida porque hacía un aire muy frío y descenso de nuevo hasta el collao para descender la
pindia ladera e irnos en busca de una zona más baja que nos resguardara del viento.
Luego en un continuo sube y baja llegamos al alto de la Raya del Valmartín, divisando el
espectacular pico Torres, cumbre más importante y complicada de todo el cordal.
Luego giramos hacia el S y descendimos de nuevo hacia la Urbanización de San Isidro por el Valle
Valmartín, a lo largo de todo el Arroyo del Llagu, donde nos dieron alcance nuestros compañeros,
Juan y Noe que, ya regresaban esquiando de la cima del Cascayón.
Vistas 360º a lo largo del recorrido: La Rapaona, Peña el Viento, el Cascayón, al fondo hacia el
este, los Picos de Europa. Al NO, el Entrepicos, el Arenal, Porru Blanco, Valmartín, Carba Torres,
la Ventanona, Pico Torres.

Hacia el S, estaciones de esquí de San Isidro y Fuentes de Invierno, los Picos Toneo, Agujas,
Roldán y Cuerna, Ausente y Requejines, y muy alejado al SE, el Susarón.

Un día que cada una decidía como disfrutar del día, en esta época del año hay que aprovechar nuestras montañas nevadas y eso se nos da muy bien.

Un día mas que suma, Una a Una se mueve!

Costera a Candás

Distancia: 40km

Desnivel: 600m

Itinerario: Playa del Arbeyal – Jove – La Campa Torres – Ría de Aboño – Peñamaría – Playa de Xivares – Senda del Tranqueru – Perlora – Candás – Faro de San Antonio – Perán – Yavio – Ruta Clariniana – Iglesia de Logrezana – El Cueto – El Empalme – El Cerillero – Gijón

Ruteras: Merche, Ana de Oviedo, Ana Garcia y Ana Galán, también Lourdes, Charo, Raquel, Mariví, Marta, Maria José, Begoña y amigos. 

 

La primera ruta de este año 2023, fue uno de nuestros clásicos: Costera a Candás.

Tras un mes de diciembre  cargado de fiestas,  habíamos aparcado las bicis  y tocaba desempolvarlas. Con el frío previsible y la falta de entrenamiento  las Una a una , nos decidimos por algo sencillo y  lleno de paisajes sorprendentes. Empezar poco a poco, sin pretensión y ver las sensaciones para ir cogiendo forma para esta temporada.

Nos juntamos en el aparcamiento de la playa del Arbeyal, una fría mañana.

Tras la foto de inicio en la misma playa empezamos a rodar camino del cabo Torres por la zona rural al  oeste de Gijón. Atravesamos el parque arqueológico de la Campa de Torres y nos acercamos hasta el mismo faro. Desde allí observamos toda la bahía de Gijón y el puerto del Musel en primer plano.

Volvemos sobre nuestros pasos y buscamos una bajada al parque de Carbones de Aboño. Circulamos por una carretera desde la que podemos ver en primer plano las instalaciones vinculadas a la térmica de Aboño.  Zona industrial muy contaminada , pero nos vemos obligadas a pasar por ella porque está al borde del mar y es el lugar de paso natural para continuar nuestra ruta.

A la altura de Talleres Alegría abandonamos este área y siguiendo el camino real ascendemos dirección a la población de Xivares donde se encuentra la playa del mismo nombre. Como toda zona costera es un poco rompepiernas, sube, baja…

Pasado Xivares volvemos a ascender y nos incorporamos a la llamada senda del Tranquero. Se trata el antiguo trazado de la Feve que unía Gijon con la ciudad residencial de Perlora.    Este, es un camino al borde del mar con distintos túneles muy cómodos para circular porque es muy plano, sin desniveles.

Llegamos a la ciudad vacacional de Perlora, hoy totalmente abandonada  y seguimos un camino que va al borde del mar que nos brinda unas vistas espectaculares.  Sin más llegamos a Candás  donde nos acercamos a la parte más alta ,  al oeste para visitar la capilla de San Antonio de Padua y el Faro de Candás. Volvemos al pueblo y nos permitimos el lujo de tomarnos un café y las famosas Marañuelas, que son unas galletas típicas de la zona  riquísima.  Sólo por comer una marañuela ya merece la pena hacer esta ruta. 

Una vez que reponemos fuerzas comenzamos el retorno a Gijón. Esta vez lo hacemos por el interior, en vez de ir por la costa.  Tenemos varias opciones y elegimos el valle de Perán. Por la carretera de Perán a Tabaza tomamos un desvío a la izquierda  y subimos por una pista  para rodar un tramo por la ruta clariniana Viaje redondo. (Hay tres rutas que están entrelazadas y están descritas en los relatos del escritor Leopoldo Alas Clarin)

Hacemos una parada en la iglesia  de Santa Maria de Logrezana porque es un lugar curioso. Se trata de una iglesia medieval que sufrió varias reformas y se aglutinan distintos emblemas , esculturas que nada tienen que ver unos con otros. Se consigue un pupurri extraño a la vista. 

Dejando atrás esta obra arquitectónica cruzamos carretera de Gijón Avilés en búsqueda del  valle de Ambas.   Antes de llegar a dicho valle  circulamos por otro camino llamado El estratégico que era una antigua  vía de tren que iba a unir Gijon con el Ferrol  a su paso por el concejo de Carreño  , pero nunca llegó a utilizarse. 

Rodamos unos kilómetros por dicho camino pero debido a las lluvias tenemos que abandonarlo y rodar por carretera porque en alguno de los tramos está completamente encharcado. 

Así llegamos a nuestro punto de partida en la playa del Arbeyal, un café y dos marañuelas o alguna mas. Además de un montón de risas y momentos  muy divertidos compartidos. Hemos disfrutado de un frío día de invierno gracias al calor humano de todas las que participamos. 

Nos vemos en la siguiente, esto solo es el principio.

 

INVERNAL CARBA FUSNEO (1.657 m) Parque Natural Las Ubiñas-la Mesa- Concejo de Lena

Distancia: 15,4 Km
Duración: 6:30 h
Desnivel: ± 1005 m

Acceso: Desde Oviedo- A66 León- Campomanes-LN-8 Puerto la Cubilla- Espineo- Xomezana Baxo- Xomezana Riba.Itinerario: Xomezana de Riba (712 m)- PR.AS-89 “Xomezana-Tuiza”-Braña Conforcos (1.283 m)-Cabañas del
Ventanusu (1.358 m)-Forcau (1.505 m)-Alto de la Portilla (1.537 m)-collao Fusneo-Carba Fusneo o Pico las Coronas
(1.657 m)- Collao Fusneo-Alto la Portilla-Forcau-El Pividal-Senda de Valseco-Braña las Bobias-PR.AS-89-Xomezana de
Riba.
Ruteras: Rosa, Charo, Mariajo, Mari Luz, Belén, Ana, Noemí, María, Isa y Marta.
Cordillera, no solo tuvimos un día precioso y soleado, si no que además, disfrutamos de la nieve polvo que cayó durante
la noche anterior, lo que hizo que la ruta resultara increíble.
Salimos desde la preciosa aldea lenense de Xomezana de Riba con sus antiguas casonas, la iglesia de San Pedro (con
portada medieval del siglo XIV) y su rico patrimonio etnográfico en el que destacan sus hórreos y paneras en uso, algunos
molinos y el lavadero. Por aquí pasan dos rutas de montaña: la Ruta del Valle de Xomezana (PR AS-89) y la Ruta de los
Vaqueros (PR AS-232) pero nosotras seguiríamos la primera.
Subiendo por la calle principal con algo de frío pero no lo que esperábamos, cogimos el PR.AS-89 “Xomezana-Tuiza”,
con intención más que nada de dar un paseo, un poco a ver como se presentaba el día y, sobre la marcha ya decidiríamos
que hacer.


Las primeras rampas son verticales y durante el PR.- te encuentras algún que otro repecho importante pero la pista se
camina bien, teniendo que abrir los paraguas en un momento de la ruta por la niebla que teníamos metida pero que iba a
durar un suspiro.
Cuando la pista da la primera revuelta a la derecha para subir a las brañas de Conforcos y El Ventanosu, vemos un poste
de señalización a la izquierda que marca el PR AS-89, es la senda de Valseco que se adentra por el barranco de Xomezana
para ascender al Alto la Portilla y que finalmente utilizaríamos para la vuelta.
Nosotras seguimos por la pista puesto que era más cómodo a expensas de saber que nos depararía la climatología durante
el recorrido pasando por las brañas de Conforcos, donde ya empezamos a ver las primeras trazas de nieve, la cual iría
aumentando de espesor a medida que ascendíamos.
A la altura de la braña el Ventanosu, empezó a despejar el día y a calentar el sol, dirigiéndonos hacia la campera que
teníamos frente a nosotras para ascender por el Forcau, un tramo bastante inclinado, bajo los contrafuertes de la Carba
Valseco hasta el Alto la Portilla, entre la piramidal Peña Foxón y La Carba de Fusneo, donde aprovechamos para
tomarnos un tentempié.


Viendo que el día estaba estupendo, decidimos ascender a la Carba Fusneo, así que, abandonamos las marcas del PR- 89
que continuaba hasta Tuiza y nos dirigimos monte arriba hacia la cumbre. Enseguida y con poco esfuerzo alcanzamos la
cima situada sobre uno de los pequeños crestones calizos que cortan transversalmente la montaña, ampliando las vistas
sobre: las Ubiñas, el Tapinón, Peña Cerreos, Carba Valseco, la Mesa, la Tesa, la Almagrera, Brañilín, Peña el Castiello,
Peña Foxón, la Portiecha, etc…
Una vez hecha la foto de cumbre y disfrutar de las vistas, desandamos el camino hasta el Alto la Portilla, descendiendo de
nuevo por el Forcau hasta la campera, donde en un arranque de optimismo y para no repetir camino, decidimos volver por
el PR.AS-89 que habíamos visto marcado a la ida y que se conoce como la senda de Valseco.
Esta iba a ser la verdadera aventura del día, ya que este camino ancestral, que faldea la ladera, se encuentra bastante
abandonado y con evidente falta de desbroce entre cotoyas y zarzas, adentrándose por el Barranco de Xomezana, con
algunos tramos empedrados.
Pasando por las brañas del Pividal y las Bobias, fuimos avanzando como pudimos a bastonazos a toda la maleza que nos
topamos, «Agradecidos nos tendrían que estar los de la FEMPA”.


Después de una ardua batalla con el cotoyal, comenzamos el descenso hacia el barranco de Xomezana, por zona
empedrada, saliendo a un precioso bosque de acebos con un ancho camino, en perfecto estado, llevándonos hasta la pista
de la ida, sin más que bajar la empinada cuesta de hormigón que acababa en el pueblo.

Y este es el comienzo de este 2023, que con mas ganas esperamos nuevas aventuras, vamos esas Una a Una!

PEÑA MICHU (Concejo de Teverga)

Distancia: 12 Km
Duración: 4 h
Desnivel: ± 600 m

Acceso: Desde Oviedo- A-63 Trubia/Tineo/La Espina- Trubia AS-228 Puerto Ventana-Caranga-San Martín de Teverga-
AS-265 Puerto San Lorenzo.
Itinerario: Puerto San Lorenzo (1.348 m)- GR-101 Camín Real de la Mesa -Piedraxueves (1.541 m)- colla Fuexa (1.634
m)-cordal Villáux- Peña Michu (1.765 m)- collao (1.753 m)-Xuegu la Bola (1.624 m)- Camín Real de la Mesa-Braña la
Corra-Camín Real de la Mesa-Xuegu la Bola-Piedraxueves-Puerto San Lorenzo (kms 10 y 11 de la AS-265 que, enlaza S.
Martín de Teverga con la Riera, concejo de Somiedo).
Ruteras: Rosa, Charo, Mariajo, Mari Luz, Raquel, Rosana, Sauri, Lourdes, Belén, Natalia, Ana, Cris, Mariví, Sonia,
Begoña, Liliana, Mayte y Marta.

Por fin llegaba el Belén de cumbres y que, mejor que celebrar este cierre de actividades pisando nieve, y
más de la esperada. Nos juntamos unas cuantas componentes del Grupo y algunos amigos habituales.
Salimos del mismo Puerto San Lorenzo, lugar a mitad de camino entre Torrestío (León) y Dolia (Belmonte de Miranda),
poblaciones comunicadas a través del conocidísimo Camín Real de la Mesa GR-101, antigua vía de comunicación entre
León, “Asturica Augusta” (Astorga) y Asturias, “Lucus Asturum”, primordial para personas, ganado y mercancías con
tierras de León y Castilla, siendo una de las principales vías de tránsito con la Meseta hasta mediados del siglo XIX.
Data de la época romana, en tiempos del emperador Augusto (Siglo I a.C.), según Sánchez Albornoz, con antecedentes
prerromanos, de ahí los numerosos restos megalíticos a lo largo del recorrido, incluyéndola como prolongación al mar
de la “Vía de la Plata”. En siglos posteriores pasó a formar parte de la ruta de los peregrinos hacia Santiago, ya que,
según cuentan los lugareños, en alguna parte de la inmensa vega de Piedraxueves, existió una capilla dedicada al culto
de Santiago.

Este Camino Real separa las cuencas de los ríos Pigüeña y Trubia, discurre a lo largo de los municipios de Somiedo,
Teverga, Belmonte de Miranda y Grado, atravesando parte de los espacios protegidos del Parque Natural de Somiedo, el
Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, y el Paisaje Protegido del Pico Caldoveiro. El recorrido marcado con miliarios
suele dividirse en dos tramos: Torrestío (León)-Alto de San Lorenzo (22 km) y Alto de San Lorenzo-Dolia (Grado) (23
km), el cual realizan numerosos grupos de montaña en travesía.

Nada más comenzar, hacía bastante frío y niebla, y ya empezamos pisando algo de nieve por lo que, el día prometía,
teniendo la esperanza de que escampara para poder disfrutar de las maravillosas vistas que tiene este picu.
A medida que avanzábamos, dirección S, por ancha pista, dejamos atrás algunas cabañas, para después por camino de
tierra y piedras, entre hayas y acebos, llegar a Piedraxueves (antigua venta), desde donde ya divisábamos al SO, la
cumbre. Se dejaba entrever el azul del cielo entre las nubes, así que, nos reagrupamos y decidimos irnos a la derecha para
alcanzar la collada Fuexa y así realizar toda la cumbrera, de norte a sur hasta el Michu, ya que, sería más entretenido y no
repetiríamos la vuelta.

Una vez en la collada, nos empleamos a fondo en una guerra de bolas de nieve y seguido, continuamos un buen rato por
el cordal en un sube y baja, hasta llegar a la Peña Michu, donde finalmente colocaríamos el Belén y brindaríamos por
próximas rutas y grandes retos.


Desafortunadamente y viendo que, el tiempo empeoraba, ya que, volvió la niebla y se puso muy desagradable, no
dejándonos ver las impresionantes vistas que se alcanzan desde la cumbre, nos hicimos unas cuantas fotos, vídeo incluido,
y continuamos el cordal, dirección S, hasta un collao, poco antes de finalizar este, para descender por un sendero que
trazando varias zetas nos llevaría hasta el Xuegu la Bola, collado que limita los concejos de Teverga y Somiedo, al
parecer porque en muchas brañas se practicaba el juego de bolos según la modalidad de cada zona, de ahí tal vez el
topónimo del mismo.
Desde este y aún con niebla y frío, y sin esperanza de que cambiase, decidimos continuar en la misma dirección hasta la
Braña la Corra, situada bajo la Peña Negra. formada por corros y cabañas teitadas, típicas de la zona, los teitos. Después
de un pequeño refrigerio ya nos dimos la vuelta para retomar el GR-101 llaneando rumbo norte, viendo siempre a nuestra
izquierda el cordal recorrido, hasta alcanzar de nuevo Piedraxueves, donde enlazamos con el camino de ida.

Otro año mas, finalizamos temporada con la mejor compañía.

PICO JARIO (Sajambre-Picos de Europa)

Distancia: 14 Km
Duración: 6 h
Desnivel: + 1.050 m

Acceso: Desde Oviedo- Autovía A-8-Lieres-Cangas de Onís-Puerto el Pontón- Oseja de Sajambre- Soto de Sajambre

Itinerario: Soto de Sajambre (912 m) – PR-PNPE 9 Soto de Sajambre a Vegabaño – Bosque de Vegabaño-Majada de
Vegabaño- Refugio de Vegabaño (1.323 m) –Arroyo de Truégano- Majada de Llareya (1.522 m)- collado oeste-Pico Jario
(1.913 m)-Collao Boa Neón (1.771 m)- Monte de los Llambriagos-Refugio de Vegabaño-Vega-PR-PNPE 9 Soto de
Sajambre a Vegabaño-Soto de Sajambre (905 m)

Ruteras: Rosa, Charo, Mariajo, Mari Luz, Raquel, Sauri, Lourdes, Laura y Marta

Con el otoño en pleno auge, decidimos trasladarnos a la preciosa zona de Vegabaño para ver los colores de los inmensos bosques que aquí se ubican.
Salimos desde el aparcamiento a la entrada del bonito pueblo de Soto de Sajambre, con un día soleado aunque algo ventoso, atravesando el pueblo, dirección ENE, hasta el final del mismo, donde hay un cruce, señalizando hacia la izquierda, la Senda del Arcediano, Peña Beza y el Cantu Cabroneru y a la derecha, cruzando el puente sobre la riega
Miraño, cogimos el “Camino Viejo” PR.9, que en suave ascenso, apenas unos 400m de desnivel, nos llevó por un formidable bosque de hayas.

Después del paso canadiense actividad ganadera, desde donde ya tuvimos nuestras primeras y espectaculares vistas hacia parte del Macizo Occidental, destacando los Moledizos, la Canal del Perro y el Cdo. del Frade por donde se sube a Vega Huerta y la gran mole de Peña Santa de Castilla.

Desde aquí y dirección ESE, como a unos 700 metros y siguiendo el camino carretero que la bordea por la derecha se llega al refugio de Vegabaño, construido a finales de los años 50, aunque nosotras obviamos esta pista y atravesamos la campera directas a él. Es punto de partida para hacer interesantes excursiones por la zona: La Cotorra de Escobaño,
Carombo, Vega Huerta, el Pico Jario, etc., lugar acogedor y bucólico, donde refrescarse, descansar o simplemente pasar unos días olvidándose de todo.

Pasamos por la derecha del Refugio pues nuestra intención era parar a la vuelta, para cruzar el arroyo Truégano por un curioso puente de madera, siguiendo de frente y encontrándonos postes de señalización muy originales hacia el Puerto de Panderruedes, Dobres y Pico Jario, lugar este último hacia donde nos dirigíamos.


Llegamos a otro cruce de caminos, el de la izquierda, señalizaba hacia Panderruedes y Dobres. Nosotras tomamos el de la derecha, dirección S por un camino amplio que, nos introdujo en un precioso hayedo, muy húmedo y con unas tonalidades típicas del otoño, llegando al poco a la majada Llareya, una amplia vega con el collado Neón justamente en
frente y una única cabaña en pie a nuestra derecha. Justamente a la izquierda del Collado Boa Neón al que teníamos que dirigirnos, divisábamos toda la crestería que tendríamos que recorrer hasta la cumbre del Pico Jario.


Desde Llareya continuamos la ascensión, dirección SSO en continuos zig-zag, pero con un poco de tendencia hacia la izquierda pues la intención de Rosa era evitar las posibles ráfagas de aire.

Poco a poco, fuimos ganando altura hasta salir a la collada oeste del Jario, desde donde ya subimos directos hacia él.
Las vistas eran impresionantes, frente a nosotras aunque algo tapadas por las nubes, las cumbres del Cornión con la Torre Santa como guía. A un lado el macizo Central de los Picos de Europa con el Friero y Llambrión, y al otro Peña Beza.
Abajo Vegabaño y Carombo y el Dobra, con la línea del mar intuyéndose a lo lejos. Detrás, el valle del Sella y los pueblos de Sajambre, y las cumbres de la Cordillera Cantábrica.
A pesar de que soplaba el viento, nos sacamos la foto de cumbre y decidimos hacer una variante para bajar al Refugio y así no repetir camino, descendiendo dirección E hacia el Collao Boa Neón, dando vista a la poza del Sella y el pueblo de Oseja.

Continuamos por la cresta hacia el Monte de los Llambriagos, para descender en picao y a través del precioso hayedo por donde mejor vimos, de nuevo hacia el refugio.
Desde éste, y después de saludar a los guardas Julián y Nuria, sacar unas cuantas fotos a las impresionantes cumbres del Macizo y dar buena cuenta de la comida que llevábamos, emprendimos la vuelta hacia la Vega para tomar de nuevo el PR.- y descender por el precioso bosque hasta el pueblo de Soto de Sajambre.

Vamos a terminar el año como se merece, seguimos!

CIRCULAR POR LOS BOSQUES DE LLANANZANES (Concejo de Aller-Cordillera Cantábrica)

Distancia: 13,5 Km
Duración: 5:40 h
Desnivel: + 1000 m

Itinerario: Llananzanes (760 m)- PR.AS-265 Puerto Piedrafita – Fuente Carrilín – Rosecu (850 m) – La Corrallosa (880 m) – Majada Campanal de Riba (1318 m) -Collau Rocín (1430 m) – Monte de Campanal- Vega de la braña – Braña de Llananzanes (1300 m)- El Rasteyu (1085 m)-Arroyo de la Carbazosa (945 m)- enlace con el PR.AS-265 (1365 m) – Fuente Carrilín- Llananzanes.

Ruteras: Charo, Mariajo, Mari Luz, Liliana, Merchuki, Beatriz, Isa, Raquel, Isaac, Belén y Marta.

A pesar de no haber podido hacer cumbre en el Pico la Laguna, tal y como estaba programado, debido a la meteorología, pudimos salvar parte de la ruta, improvisando sobre la marcha una bonita circular por los preciosos bosques que se encuentran en este trayecto.

Partimos del pueblo allerano de Llananzanes, con paraguas en mano, subiendo hasta su parte alta, donde cogemos una pista que te alza hasta el Puerto de Piedrafita, limite de Asturias y León. La pista se adentra en el primero de los bosques siguiendo el PR-AS 265, primer tramo de buen caminar, pasando junto a la fuente del Carrilín. Seguimos nuestro camino, para dejar a la izquierda la cabaña de la Corralosa, donde hay una pista a la izquierda por la que regresaríamos, poco después cruzamos el reguero de la Carbazosa, donde ya encontramos nuestro primer obstáculo acuático del día, teniendo que descalzarnos para pasarlo, de la cantidad de agua que atravesaba el camino, no obstante, el regueru del Fuxu, pudimos sortearlo pasando por encima de las piedras.

Poco después, la pista empezó a ganar altura, en varias revueltas con tramos bien pindios. Dejando el caserío del Posaorio a la derecha nos plantamos en la preciosa braña de Campanal de Riba, con una buena fuente, resaltando la cabaña incrustada entre dos peñas con su tejado de “llábanas”, piedra típica de la zona a modo de pizarra, utilizada para retejar y cerrar fincas.


Después de una breve parada para beber y sacar una foto de Grupo, nos adentrándonos en un
pequeño bosque, pasando por el Collado Rocín, donde al poco y viendo que la lluvia no daba  tregua, la niebla estaba metida en el cordal y el viento no nos dejaba avanzar, decidimos dar por
hecha la cumbre y coger un desvío a la izquierda que, en dirección NE, nos introdujo en el Monte Campanal, por donde teníamos pensado regresar una vez hiciésemos el picu la Laguna.
Atravesamos el precioso fayeu, con alguna que otra ráfaga de viento, yendo una primera parte en llano y luego comenzamos a descender en una serie de zetas, para salir al espacio abierto de la vega de la Braña.

Continuamos dirección N hasta toparnos con la amplia y espectacular braña de Llananzanes, prácticamente abandonada, por la que arroyaba gran cantidad de agua, atravesándola por donde mejor pudimos, para llegar hasta su cabaña más baja, donde cogimos un sendero a la izquierda que, nos adentró de nuevo en otro precioso bosque y en continuo descenso nos llevó hasta una gran cascada que desbordaba por todas partes del camino, además de bajar con una fuerza que no daba lugar a la duda, habría que atravesarla con mucho cuidado de no caer y mojándonos hasta la rodilla.

Un poco más adelante, nos volvimos a topar con otra cascada de menor tamaño pero ya nos dio igual por donde pasarla pues ya llevábamos las botas encharcadas y los pies mojados, así que, cruzamos el arroyo sin más.
Después de un tramo más de descenso por el bosque, enlazamos de nuevo con el PR.- de la ida, a la altura de la cabaña de la Corralosa, para desandar el camino de la mañana, hasta el pueblo de Llananzanes y así finalizar una ruta bastante pasada por agua.

Ya sea en secano o pasadas por agua, las Una a Una nos movemos!