Archivo | 12 octubre, 2018

UNAAUNA POR LAS MÉDULAS

Ruta: Carucedo, Las Médulas, Orellán,Paradela de las Muces, Carucedo.

Longitud: 35 km.

Tiempo: 4 horas (con paradas)

Desnivel positivo acumulado: 800 m.

Ruter@s: Paz, Begoña, Maria José, Ana,  Charo, José Luis, Samuel, Fermín y Victor.

WhatsApp Image 2018-10-12 at 16.44.17

De mano de nuestra compañera Paz nos disponemos a realizar una ruta por Ponferrada, capital del Bierzo, donde disfrutaremos de un lugar mágico,  Las Médulas, Patrimonio de la Humanidad, que nos recibe con una temperatura perfecta para que no falte detalle a nuestra jornada.

Iniciamos ruta en Carucedo. Admiramos su lago, un vestigio más de la actividad minera de la zona,  y por una pista de unos 4 km. llegamos al pueblo de las Médulas. Este lugar tan característico, debe  su aspecto a la acción humana. Se trata de una mina de oro a cielo abierto donde los romanos ingeniaron un sistema hidráulico a través del cual canalizaban el agua por  unas galerías a gran presión.  Conseguían arrastrar las tierras hacia una zona de lavaderos donde la filtraban para extraer el oro que albergaba la montaña.

WhatsApp Image 2018-10-12 at 16.31.08

Nos adentramos en el conjunto del yacimiento y llegamos a la Cuevona. El camino nos lleva por un bosque de castaños centenarios cargados de fruto en su mejor momento para ser recogido. La tentación de dejar la bici y ponernos a coger castañas está ahí, pero nos debemos a la bici…. Retrocediendo sobre nuestros pasos subimos hacia el mirador de  las Pedrices. Rodeamos todo el conjunto de las Médulas y alcanzamos el mirador de Orellán, tras rodar por una pista larga y tendida. En este punto nos detenemos a observar esta maravilla que se nos ofrece a la vista. Continuamos, ahora ya en descenso, hacia el pueblo de Orellán y de ahí a Paradela de Muces para ir en busca del castillo de Cornatel.WhatsApp Image 2018-10-12 at 16.31.08 (1)

El castillo está situado en un enclave privilegiado. Se divisa Ponferrada, el lago de Carucedo e incluso el pueblo de Orellán. Todo un regalo para nuestros ojos. Abandonamos el castillo para regresar al pueblo de Carucedo. Parte del regreso lo realizamos por el camino de Santiago denominado de invierno.

Una comida Berciana da por finalizada una jornada inolvidable.

 Una reflexión “viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán”

 

0 Comentarios